El auriga enmascarado

El auriga enmascarado 2017-10-10T13:12:36+02:00

«Cuanto mejor es el malo, mejor es la película». René Goscinny y Albert Uderzo, grandes cinéfilos, recordaban las palabras del maestro Alfred Hitchcock a la hora de crear a los antagonistas que perturban regularmente la tranquila vida de sus héroes galos. Para ofrecer un ejemplo basta la malvada sonrisa de Paletabis cuando grita «¡Acabo de tener una idea espantosa!» en Astérix y Cleopatra: este personaje, sin duda, es digno de los malos más diabólicos del mejor cine.

En Astérix en Italia, Jean-Yves Ferri y Didier Conrad innovan introduciendo al misterioso auriga enmascarado: ¡Coronavirus, el campeón romano de las MCDLXII victorias! Coronavirus, que no retrocede ante nada para robarles el protagonismo a sus adversarios y procura por todos los medios acabar la carrera en cabeza para agradar a César, es un competidor temible cuya sonrisa forzada e inmóvil no inspira confianza alguna a Obélix.

Para crear a este personaje atípico, Didier Conrad dibujó una decena de máscaras con la intención de proponer opciones narrativas variadas. «He trabajado en todas las direcciones posibles —explica—. Siempre es mejor escoger en función del relato, pues el diseño debe adaptarse, y por ello he tenido que hacerle muchas preguntas Jean-Yves. ¿Debe tener un lenguaje gestual preciso? ¿Es serio o fanfarrón? ¿Habla? ¿Si es así, cómo se expresa? ¿Hasta dónde hay que llegar en el lado dramático?».

Las propuestas de Conrad van del dibujo depurado a la máscara de Zeus / Júpiter, de la opción «jovial» a la versión aterradora, pasando por variaciones de cascos griegos. Incluso sugiere una áscara «doble» (drama / hilaridad), inspirada en la figura de Jano, el dios romano de dos cabezas. Ferri elige finalmente según criterios muy precisos: «¡Lo quería fanfarrón, desde luego! Pero sobre todo irónico, pues para mí lo que la máscara debía expresar ante todo era una superioridad sobre los otros competidores. La máscara permite también jugar con el misterio de la identidad, al estilo de algunos malos célebres del cómic».

PERO… ¿QUIÉN SE OCULTA DETRÁS DE ESA MÁSCARA???