Una carrera de carros a través de las vías romanas

Una carrera de carros a través de las vías romanas 2017-10-10T14:41:53+02:00

Con el fin de afirmar el prestigio de Roma y la unidad de los pueblos de la península itálica, Julio César aprueba la organización de una carrera abierta a todos los pueblos del Mundo Conocido, destinada también a demostrar de manera clamorosa la excelencia de las vías romanas.

Pero a los organizadores del evento César les plantea una condición sine qua non: el carruaje romano debe IMPERATIVAMENTE franquear la línea de meta como vencedor (por lo que parece, en esa época deporte, política y espectáculo ya estaban íntimamente unidos…). Sin embargo, César, por desgracia, no contaba con que se inscribiesen nuestros dos campeones galos, que amenazan con poner patas arriba sus aspiraciones de grandeza…

Para Jean-Yves Ferri y Didier Conrad comienza entonces el largo trabajo de creación de los numerosos equipos que tendrán que enfrentarse en la carrera. Pero detengámonos un instante en el carro de nuestros héroes galos, magníficamente adornado con el símbolo galo por excelencia: el gallo. Un detalle, y no es de menor importancia, salta inmediatamente a los ojos: ¡el auriga (el conductor del carro) del equipo de la Galia es justamente nuestro amigo Obélix, mientras que a Astérix le toca el papel de copiloto!

«Todos los personajes creados por el tándem Goscinny-Uderzo poseen algo que los hace únicos. Astérix, Ideafix, Abraracúrcix, Falbalá… ¡La lista es larga! Pero comparto la opinión de la mayor parte de los lectores asiduos de la serie: ¡mi preferido sigue siendo ese niño grande un poco tosco y de gran corazón! Todo el mundo adora a Obélix, ¡y yo el primero! Me dije que, en este nuevo álbum, era necesario rendirle un homenaje un poco más evidente. ¡No he tenido dificultad alguna en sumar a Didier a mi causa!».

Jean-Yves Ferri

«Obélix es menos simple de lo que parece. Es el personaje más infantil de la serie y por ello el más susceptible de evolucionar. Anatómicamente es el menos realista. A medida que se suceden los álbumes, sus proporciones han variado mucho. A Jean-Yves y a mí nos pareció lógico concederle un papel más importante que de costumbre. Esta vez es Obélix el que dirige la carrera y la historia».

Didier Conrad

En esta plancha, con la carrera en pleno apogeo, los ánimos se calientan: el story-board de Jean-Yves Ferri remite a los Ángeles del Infierno en versión año 50 antes de Cristo, pues el copiloto del auriga romano se expresa en un argot reservado hasta ahora en la serie a los optione y los decuriones de segundo rango. ¡Están locos estos aurigas!

Dibujada ya por Didier Conrad, esta plancha narra la historia a 100 por hora. Nuestros héroes corren hacia la derecha de la página para conducirnos a la siguiente etapa de la aventura y a su alrededor el resto de aurigas, llegados de todos los rincones del Mundo Conocido, compiten mientras lanzan expresiones hilarantes.